En El Bagul del Jocs nos gustan las ideas de Gianni Rodari

Gianni Rodari, para quien no lo conozca, fue un escritor, maestro y pedagogo que nos dejó huella.

Nació en Omegna, una pequeña ciudad de la Província de Novara, al norte d’Italia. Su padre, panadero, murió cuando Rodari tenia 10 años. Entonces, Gianni y sus dos hermanos, Cesare i Mario, fueron criados per su madre en su ciudad natal, Varesotto. Después de estudiar magisterio durante 3 años en Soveso, recibió el diploma de maestro a la edad de diecisiete  años y empezó a trabajar en un colegio de enseñanza primaria de Varesotto. Se interesó por la música i la literatura. Descubrió las obras de Nietzsche, Schopenhauer, Lenin i Trotski que le ayudaron a desarrollar su sentido más crítico.

El 1939, durante un corto período, fue a la Universidad de Milán.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Rodari quedó exento de prestar servicio militar por razones de salud. Se afilió al partido fascista durante un tiempo con el objetivo de encontrar trabajo. Traumatizado por la pérdida de sus dos mejores amigos, y por el arresto de su hermano Cesare en un campo de concentración, Rodari se afilió al Partido Comunista de Italia, el año 1944, y participó al movimiento de resistencia italiano.

El año 1948, siendo periodista del diario comunista L’Unità, empezó a escribir para niños. El año 1950 el partido le confió un lugar de redactor en el nuevo semanario per a niños Il Pioniere. En 1951 publicó sus primeros libros: Il Libro delle Filastrocche y Il Romanzo di Cipollino.

Visitó la URSS por primera vez el año 1952. Al año siguiente se casó con María Teresa Feretti, con la que tubo una hija llamada Paola. En 1957 Rodari superó el examen de periodista profesional.

De 1966 a 1969, participó activamente en proyectes colaborativos con niños. Y en 1970 se le otorgó la Medalla Hans Christian Andersen de literatura infantil. Aquella distinción le permitió obtener una reputación internacional. Sus obras han estado traducidas a un gran número de lenguas.

En 1979, después de un viaje a la URSS, su salud empezó a declinar y tubo que  abandonar gran parte de su actividad. Murió en el transcurso de una operación quirúrgica el año 1980.

Il pennarello di Rodari no. 2

Sus obras nos han dejado su deseo de cambiar socialmente a través de la palabra, con excelente atención a los más pobres, con humor y mucha creatividad, fantasía e imaginación.

En tiempos de una educación conservadora y tradicional, difundió sus pensamientos para fomentar en los niños y niñas la creatividad y la literatura de fantasía. Proponiendo en sus libros elementos didácticos simples y muy motivadores. Así transmitió la necesidad de fomentar la imaginación.

Cree que la palabra es como una piedra en el estanque. Puede provocar cantidad de sensaciones, puede hacer recordar, imaginar, crear secuencias de palabras, frases…

Cree que los cuentos se buscan nadando bajo el agua donde las palabras son como una película en la superficie de aguas profundas.

Nos ha enseñado  técnicas literarias de creación de historias como:

“El binomio fantástico”, donde al relacionar dos palabras, lo suficientemente alejadas, podemos crear una historia evocando a nuestros sentimientos, experiencias, pensamientos y lógica.

“¿Qué pasa si…?”. La formulación de una hipótesis como improbable proporciona millones de posibilidades activado nuestra fantasía.

“El prefijo arbitrario”. Usa prefijos convencionales y une palabras dando lugar aun infinidad de posibilidades creativas como superchincheta, casiojos…

“El error creativo” propone explicar un cuento mal para crear en los niños y las niñas nuevas historias inventadas.

Rodari propone que se utilice la palabra como juguete .

Recoger trozos de historias de periódico o textos de cuentos y dar pie a terminar las historias de manera imaginativa para crean mil y una versiones.

Los acertijos o las falsas adivinanzas son para él la introducción del niño al mundo de la imaginación. Nos da la fórmula para crearlas: describir el objeto haciendo comparaciones, metáforas o asociaciones.

Las falsas adivinanzas son aquellas que contienen en algún lugar de la propia adivinanza la respuesta, que puede ser lógica o deductiva.

Cree en los cuentos populares como materia prima y como una colección de juegos fantásticos. Los cuentos populares son esenciales (Italo, Andersen, Hermanos Grimm, loro…).

“Los cuentos imposibles” como“LaCaperucita Roja en helicóptero” introduce cuentos alternativos e igualmente imaginativos.

Cuentos al revés” donde los personajes son lo contrario de lo que son tradicionalmente. Los buenos son malos y los malos son buenos. Bromeando con las historias.

“Ensalada de cuentos” donde utiliza los cuentos que ya conocen los niños y los mezcla o introduce los personajes de otras historias.

También crea herramientas creativas como “Cartas para fabricar cuentos”. Fichas donde están escritas diferentes funciones de una fábula o personajes y elementos naturales o mágicos.

Propone “Cuentos colaborativos” donde un niño o niña comienza la historia y hacer un dibujo, el compañero continúa hasta que se haga una historia juntos.

El autor propone muchas más herramientas imaginativas y creativas muy útiles que podéis encontrar en sus libros, que os recomendamos, como:

¡Gracias por creer en los niños!

Anuncios

Un pensamiento en “En El Bagul del Jocs nos gustan las ideas de Gianni Rodari

  1. Pingback: Cuento: Uno y siete | El Bagul dels Jocs en castellano

¡Expresate!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s