Manualidad: Laberinto de cartón para canicas

Hoy os proponemos una manualidad, para hacer conjuntamente mayores y pequeños, que os entretendrá, no sólo durante su creación, sino también en los ratos de juego y diversión que os dará una vez acabada.

¡Hagamos un laberinto para canicas con cartón!
laberint-cartro 3

Ya sabéis que en El Bagul dels Jocs nos gusta reciclar y reutilizar todo lo que podamos para crear nuestros propios juegos, nuestros futuros juguetes… si habéis venido alguna vez a alguno de nuestros talleres ya lo habréis podido comprobar.

Para esta manualidad es imprescindible la ayuda y supervisión constante de un adulto, que esté con el niño, dado que algunas de las herramientas que usaremos sólo las podrán usar los adultos.

laberint-cartro 4

Para hacer nuestro laberinto necesitamos:

  • Cartón un poco grueso
  • Cúter
  • Regla para corte metálica
  • Una plancha de corte o base de madera o similar para poder cortar el cartón encima sin peligro
  • Pistola para silicona o adhesivo termofusible (que podéis encontrar por poco coste en tiendas de material escolar junto con el pegamento que necesitan)
  • Barritas de silicona o adhesivo termofusible
  • Pintura acrílica

Empezamos cortando la base que deseemos para nuestro laberinto, puede ser cuadrada o rectangular, grande o pequeña… ¡A gusto del jugador!
Cuando tengamos la base cortada podemos, con un lápiz, marcar un poco el trazado que queramos que tenga el laberinto.
Más o menos diseñado el recorrido, hay que cortar las piezas de cartón para hacer las paredes de nuestro laberinto. Con la ayuda del cúter y la regla de corte iremos cortando pieza a pieza. Esta acción la realizará el adulto. El niño nos puede ayudar midiendo con la regla la longitud y la altura que nos interesa, puede hacer la marca en lápiz sobre el cartón, etc.

Empezamos con las 4 paredes más exteriores. Mediremos los cuatro lados de nuestra base para saber de qué longitud cortarlas. La altura dependerá de lo grande que sea la canica con la que queramos jugar (recordad que todas las piezas deben tener la misma altura). La anchura del camino del laberinto también nos vendrá dado por la medida de la canica.

laberint-cartro

Con la pistola de pegamento ya caliente -habrá que enchufarla cuándo empecemos a trabajar-, el adulto pondrá el pegamento en el cartón y guiará al niño para que él la coloque donde sea preciso sobre la base del laberinto. Presionaremos las dos piezas durante unos segundos para que se enganchen bien. Ya veréis que el pegamento se seca y se enfría bastante rápido. Aún así hay que extremar las precauciones para evitar quemaduras.

Una vez cortadas y pegadas las 4 piezas rectangulares, iremos cortando y pegando piezas de diferente longitud para ir creando las paredes del interior de nuestro laberinto.

¡No olvidéis poner algún camino sin salida! ¡Que nos obligue retroceder y rehacer el camino andado para encontrar la salida o destino final!

Seco nuestro laberinto procedemos a pintarlo como más nos guste con pintura acrílica. ¡Este es un paso que podemos dejar totalmente en manos del pequeño, para que pueda sentir más suyo el laberinto, puesto que no habrá podido participar en el cortar y pegar tanto como seguramente le hubiera gustado!

laberint-cartro 2
Para asegurar la resistencia y máxima vida de nuestro laberinto, una vez seca la pintura lo podemos barnizar totalmente para evitar que la humedad, polvo, etc nos lo estropeen.

¡Coged ya una canica y… a jugar!

Anuncios

¡Expresate!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s