Juguetes bélicos: ¿sí o no?

Hace algunos meses, cuando seleccionábamos juguetes para la temporada de primavera-verano, surgió un debate muy interesante entre nosotras: Juguetes bélicos: ¿sí o no?

Desde el principio habíamos tenido muy clara la respuesta: “este tipo de juguetes no podían entrar en nuestra tienda”. Pero al observar a los niños y niñas de nuestros talleres empezaron a aparecer dudas y nos dimos cuenta de que no todas lo teníamos tan claro. Así que decidimos dar una oportunidad a las espadas, arcos y escudos de madera. ¿Nuestra sorpresa?: ¡son top ventas! ¿Cómo? ¿Por qué?

Arco de maderaSomos mujeres, el sexto sentido lo tenemos para algo, así que decidimos investigar un poco más sobre este tipo de juguetes. Intentando huir de ideas preestablecidas y prejuicios culturales. Los padres que nos siguen comparten nuestra filosofía, nuestros valores, y si compraban espadas y escudos es que había algo más de lo que estábamos viendo a simple vista.

La definición estaba clara, entendemos por juguete bélico aquel que se utiliza para representar escenas bélicas, luchas con armas.

La controversia evidente: unos piensan que los juguetes bélicos incitan a los niños a la violencia; mientras que otros creen que este tipo de juguetes permiten a los niños descargar la agresividad generada por otras razones externas al juego.

Jugando con espadasY, al margen de todo esto, están los niños. No podemos olvidar que tienen la necesidad de jugar simbólicamente a ser más fuertes y poderosos, de ser capaces de defenderse y protegerse. Jugar con espadas les da la posibilidad de exaltar estas conductas y, desgraciadamente, de representar una agresividad que está cada vez más presente en nuestra sociedad. Ahora bien, una cosa es esta expresión de la realidad y otra que se induzca a los niños y niñas a la violencia al ofrecerles este tipo de juguetes.

Creemos que es importante reconocer que los niños y niñas tienen la necesidad de jugar con espadas y pistolas, y que por tanto no se las podemos negar. Y que más importante es aún, que como padres y/o educadores tenemos que transmitirles que ni las guerras ni las peleas son buenas.

Así que, hemos decidido que seguiremos teniendo este tipo de juguetes, bajo la firme convicción de que la transmisión de valores más importante es la que llega a través de los adultos de referencia. Y que el jugar a ser el Rey Arturo, con o sin espada no convertirá en agresivo a ninguna niña ni niño.

Fotos: Mònica Mauri

compartir verde

Anuncios

¡Expresate!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s