El limpiador de juguetes

De 24 a 36 meses 

netejador-joguines-limpiador-juguetes

Objetivos:
Sensoriales, psicomotrices, cognitivos

Cuando hace demasiado calor, debemos encontrar modos de refrescar nuestro cuerpo. La actividad que os proponemos hoy, conseguirá refrescar a nuestro peque al mismo tiempo que le enseña a cuidar de sus juguetes pasando un buen rato.

La actividad:

  • Animaremos al pequeño o pequeña a buscar todos los juguetes de plástico que tenga.
  • Llenaremos una bañera de bebé con agua y la pondremos dentro de nuestra bañera o plato de ducha.07
  • Explicaremos al niño o a la niña cual es su tarea/juego: limpiar todos los juguetes con el agua, uno a uno.
  • Lo desnudaremos y ya podrá empezar.

El juego siempre tiene que estar supervisado por un adulto.
Si disponemos de un terraza o jardín, y el tiempo nos acompaña, podemos hacer la actividad con una piscinita hinchable, cubos o algún barreño grande, con el fin de disfrutar del agua que cae y moja a los niños.

Bocadillo limpiador juguetes

Consejos: Podemos aprovechar para explicarle la importancia de cuidar y limpiar sus pertenencias. También podemos aprovechar, explicando el porque no limpiamos bajo el grifo para no malgastar el agua.

bibliografia-bagul-dels-jocs-cast

compartir verde

El huevo flotante

A partir de los 5 años
ou-flotant-huevo-flotanteObjetivos:
Sensoriales

La actividad:
Hoy queremos explicar a nuestros peques El Principio de Arquímedes y empezar a explicarles también qué es la densidad. Arquímedes explicaba que todo cuerpo sumergido en algún tipo de líquido, experimenta un empujón vertical y hacia arriba, que es igual al peso del líquido que ha desplazado el cuerpo.

Necesitamos:
– Dos huevos
– Dos vasos
– Un poco de sal
– Una cucharilla

  • Empezaremos animando al niño a poner agua en los dos vasos, la misma cantidad. En uno mezclaremos un poco de sal y pediremos al niño que la remueva hasta que quede disuelta del todo.
  • Cuando tengamos los dos vasos preparados, animaremos al niño a poner un huevo con cuidado dentro del vaso que no tiene sal. Comentaremos con él el hecho de que el huevo se hunde.
  • Seguidamente, lo animaremos a hacer el mismo con el segundo huevo, y que lo ponga dentro del vaso de agua que tiene sal. «¡Uy! ¿Qué le pasa a este huevo?» Comentaremos con él el hecho que el segundo huevo flote, y no se hunda.
  • A partir de aquí le explicaremos de manera sencilla qué es la densidad y porque el huevo flota. El huevo pesa más que el agua dulce, por este motivo se hunde. La sal hace aumentar la densidad del agua y la hace más “resistente”, de modo que el segundo huevo, a pesar de pesar lo mismo que el primero, flota en el agua salada.

Bocadillo huevo flotante

Consejos: Podemos buscar juntos, información e imágenes sobre el Mar Muerto, que, de tan salado que es, permite que todo el mundo flote sin hacer ningún esfuerzo para no hundirse. También información sobre Arquímedes o cualquier otro físico, químico, inventor… Seguro que pasamos un rato muy entretenido y educativo juntos.

bibliografia-bagul-dels-jocs-cast

compartir verde

¿Qué es lo que suena así?

De 24 a 36 meses

que-sonidoObjetivos:
Afectivos y sensoriales

La actividad:
Para hacer esta actividad sólo necesitaremos objetos de casa (llaves, cubiertos, vasos o botes de cristal…), algún juguete que emita un sonido o una música concreta y reconocible por el niño, y un pequeño trocito de tela para vendar los ojos al niño.

  • Empezaremos vendando los ojos al niño y le animaremos a “descubrir” los objetos con sólo la ayuda de su oído.
  • Cogemos, por ejemplo, las llaves de casa, y las sacudimos de modo que al chocar, emitan ese sonido tan característico suyo.
  • “¿Qué es lo que suena así?” preguntamos al niño y le animamos a decirnos qué cree que puede ser.
  • Iremos repitiendo con el resto de objetos y juguetes que tengamos al alcance de la mano.
  • ¡Cada vez que el niño acierte el objeto, lo celebraremos con grandes muestras de alegría!
  • Si le cuesta acertar, le daremos pistas: donde está normalmente, para que sirve y quién lo usa, etc.

Bocadillo sonidos

Consejos: Otro día podemos jugar del mismo modo pero estimulando el tacto, que a través el tacto reconozca el objeto. O bien con el gusto, dándole a probar diferentes alimentos y que nos diga cuáles son.

bibliografia-bagul-dels-jocs-cast

compartir verde

La oruga

De 12 a 24 meses

Objetivos: Cognitivos y psicomotrices

La actividad: Para esta actividad sólo necesitamos una superficie blanda y suave, como por ejemplo, una toalla grande, una moqueta o manta de juegos, y alguno de sus juguetes preferidos.

  • Animaremos al niño a tumbarse boca abajo sobre la manta.
  • Colocaremos cerca de él el juguete para que pueda verlo, pero que no esté al alcance de sus manos.
  • Nos pondremos detrás del niño y apoyaremos nuestras manos firmemente en sus pies. Un vez estemos así, pediremos al niño que haga fuerza empujando con sus pies nuestras manos, y así, avanzar hacia el juguete. Cómo si fuera una oruguita.
  • Para enseñarle y animarlo, podemos empezar empujando nosotros sus piernas suavemente para hacerlo avanzar un poco.  Rápidamente él aprenderá como hacerlo.
  • Es bueno que el niño siempre consiga alcanzar el juguete, así se estimulará a jugar de nuevo cuando queramos repetir el juego.

Bocadillo-oruga

Consejos:
¡Con un buen beso, o una ratito de cosquillas divertidas, animaremos a nuestro pequeño a conseguir llegar a su juguete! Y siempre que lo consiga, le dejaremos que juegue un rato con él.

Bibliografia Bufa Bufa_cast

compartir fucsia

Bolsas de olores

De 12 a 24 meses

Objectivos: sensoriales, psicomotores y cognitivos

La actividad:  Colocamos en diferentes boles una selección de plantas aromáticas que nos guste. Y preparamos bolsitas de tela, cintas para cerrarlas y un bol más grande.

  • Nos colocamos junto a una mesa pequeña con nuestro pequeño/a.
  • Le pedimos que cierre los ojos y le acercamos uno de los boles para lo pueda oler al mismo tiempo que le decimos: “esto es …”. Le preguntamos si le gusta, si le recuerda a algo, … Después le dejamos ver, tocar, oler de nuevo, olerse los dedos de las manos.
  • Repetimos con otro bol.
  • Cuando hayamos explorado todos los boles le explicamos que haremos una bolsita de olores. Y que para hacerlo antes tenemos escoger las hierbas que mas nos han gustado.
  • Dejamos que vaya cogiendo aquellas hierbas aromáticas y que las vaya poniendo en el bol grande.
  • Una vez las tenga todas le pedimos que las prense con los dedos, para que suelten el olor. Y después, poco a poco, las iremos poniendo dentro de una bolsita de tela.
  • Juntos podéis decidir a quien se las regalaréis o donde las guardaréis.

Bolsas de olores_El Bagul dels Jocs

Consells:
En vez de bolsas podemos utilizar calcetines que le hayan quedado pequeños. Así tendremos un doble recuerdo.
Podemos jugar a las cocinitas con las hierbas para alargar el juego y estimular el interés del niño por la actividad.

 

bibliografia-bagul-dels-jocs-cast

compartir fucsia

La corneta

De 12 a 24 meses

Flauta con rollo papel higiénicoObjetivos: sensoriales, psicomotores y cognitivos

La actividad: Hoy vamos a reciclar. Con dos tubos de cartón duro, como los del papel de cocina o papel higiénico, podemos divertirnos un buen rato.

  • Nos colocamos delante de nuestro bebé.
  • Cogemos uno de los tubos de cartón i le hablamos a través del tubo. Le llamamos por su nombre, le saludamos, …
  • Le dejamos otro tubo para que ella o el puedan hacer lo mismo.
  • Si vemos que no acaba de entender que es lo que puede hacer podemos volver ha hablarle a través del tubo.
  • En cuanto se anime empezará a inventarse diferentes sonidos.

 Juego La Corneta

Consejos:
Podemos decorar los tubos con pinturas de dedo o tizas mojadas en agua. Seguro que nuestro peque nos querrá ayudar.
También podemos hacer pequeños agujeros en el tubo de forma que parezca una flauta, i así le podréis enseñar el funcionamiento. Seguro que os pasaréis un buen rato haciendo de músicos.
Y si os animáis, y queréis seguir creando música, podéis comprarnos un
kit musical de HABA, ideal para pequeños músicos.

La sorpresa

De 12 a 24 meses

sorpresa-niños-nens

Objetivos: sensoriales, afectivos

La actividad: Necesitaremos una caja de cartón un poco grande y bolas hechas con papel de seda de diferentes colores para dar esta buena sorpresa a nuestro niño o niña.

  • Cogemos el papel y pediremos a nuestro pequeño que nos ayude a hacer bolas, hasta llenar del todo la caja de cartón.
  • Una vez llena, distraemos su atención con cualquier excusa o con otro juego.
  • Sin que el niño se dé cuenta, metemos dentro de la caja un objeto pequeño entre los papeles (un juguete pequeñito, un peluche o cualquiera otro objeto).
  • Cuando ya hayamos guardado el objeto, empezaremos a explicarle cualquier historia que incite al pequeño a buscar dentro de la caja, hasta encontrado el objeto escondido.
  • Cuando lo encuentre, mostraremos gran sorpresa y dejaremos que lo examine y juegue con su nuevo hallazgo tanto rato como quiera.

Más adelante, podemos repetir el juego llenando la caja con material diferente (arena, ropas, confetti, etc).

Bocadillos sorpresa cast

Consejos:
Puede ser una buena manera de presentar al pequeñito o pequeñita un regalo para su próximo aniversario o cualquier fecha destacada.

 

Bibliografia Bufa Bufa_cast

compartir azul

Colorines

De 24 a 36 meses 

150120124359

Objetivos:
Afectivos y sensoriales

La actividad:
La actividad que os traemos hoy se puede practicar a cualquier interior, y es también una ocasión fantástica para explorar una zona al aire libre.

  • Caminando por dentro de casa o en el exterior, yendo al lado a nuestro pequeño, iremos observando lo que tenemos a nuestro alrededor.
  • Anunciaremos un color y el niño o la niña tendrá que indicar todo aquello que vea que tiene este color (ya sea un objeto, una planta, una prenda de ropa, etc.)
  • Examinaremos de cerca el objeto que nos ha indicado. Y, mientras lo hacemos, le comentaremos las cualidades o características del mismo (qué es, posibles utilidades, etc.).
  • Otra variedad es, en lugar de decirle el nombre del color, proponer que busque algo que tenga el mismo color que su jersey, o bien que agrupe objetos por colores.
  • Pasado un rato podemos cambiar y ser nosotros quien busquemos objetos del color que ella o él nos indique.

Bocadillos colorines

Consejos: Si participamos más de dos jugadores, el juego puede consistir a buscar objetos por parejas o ver quién lo encuentra antes o en un tiempo determinado.

Bibliografíacompartir amarillo

¡A remar!

De 12 a 24 meses

Objetivos: psicomotores y cognitivos

La actividad: Una actividad divertidísima para hacer con nuestros pequeños cuando estamos sentados en el suelo.

  • Nos sentamos en el suelo, frente a frente, con las piernas estiradas y un poco entreabiertas.
  • Es mejor que el niño esté situado entre nuestras piernas.
  • Nos cogemos las manos y nos vamos moviendo hacia adelante y hacia atrás.
  • Empezamos echándonos hacia atrás. Con esto lo que hacemos se arrastrar el tronco del niño hacia adelante.
  • Después le invitamos a estirarse hacia atrás, y nos dejamos arrastrar hacia adelante.
  • Alguna vez podemos simular que nos estira hacia adelante con tanta fuerza que nos hace caer, seguro que le encantará.
  • Podemos seguir un ritmo determinado en los movimientos, como por ejemplo, al son de una canción marinera.

Consejos:

  • En el juego, la colocación de los pies, tanto del pequeño como de los nuestros puede variar.
  • También nos podemos coger por los tobillos, o poner nuestras pantorrillas sobre sus tobillos, pero siempre sin hacer fuerza sobre sus piernas y procurando estar cómodos.

El Pescador

De 9 a 12 meses

Objetivos: psicomotores, cognitivos y sociales

La actividad: El momento del baño será mucho es agradable y divertido si aprovechamos la oportunidad para jugar un poco con nuestro bebé. Tan sólo necesitaremos unas cuántas pelotas de plástico, de diferentes medidas y colores, y un cubo pequeño como los que llevamos al parque.

  • Colocamos al bebé sentado a la bañera, con el agua hasta la barriga.
  • Le mostramos las pelotas de colores para que las explore y, a continuación, las dejamos al agua.
  • Damos el cubo al pequeño y le enseñamos como pescar con el, una por una, las pelotas de colores.
  • Le dejamos un pequeño recipiente junto a la bañera, para que el bebé ponga dentro las pelotas que vaya pescando.
  • Cuando las tenga todas dentro del cubo, seguro que querrá empezar el juego otra vez.

  Consejos: Podemos enseñar al bebé que ocurre cuando hundimos las pelotas de plástico y las soltamos de repente, procurando que aprenda a hacerlo, puesto que le gustará mucho verlas saltar una y otra vez al agua.